Anodizado

Acabado anodizado: natural, limpio y durable en aluminio

Diferentes tipos de tonos y acabados son logrados con el tratamiento de anodización en el metal. Este proceso electrolítico consiste en la inmersión del metal en una cámara química que crea una capa para proteger el metal de la corrosión y la abrasión y dar un acabado permanente en tonos como plateado, dorado o negro.

El anodizado se maneja solamente en aluminio. Este acabado mejora y refuerza la belleza natural del aluminio para crear una superficie dinámica que interactúa con la luz natural o artificial que incide en el material. Una vez que el metal sea anodizado, éste tendrá una textura satinada.

La anodización es muy requerida porque ofrece gran protección y durabilidad al aluminio. Este proceso químico refleja la variación natural en el aluminio y se puede esperar una pequeña variación de color entre cada lote de anodizado.

Acabado Anodizado